Páginas

sábado, 19 de agosto de 2017

RESEÑA: La Química - Stephenie Meyer

SINOPSIS:

En esta trepidante y adictiva novela, una exagente que huye de la organización en la que trabajaba deberá aceptar un último caso para limpiar su nombre y salvar su vida.


Antes trabajaba para el gobierno de Estados Unidos, aunque casi nadie lo sabía. Como experta en su campo, era uno de los secretos más oscuros de una agencia tan clandestina que ni siquiera tiene nombre. Hasta que la consideraron un lastre y fueron a por ella sin avisar.

Ahora rara vez se queda en el mismo lugar o utiliza el mismo nombre durante mucho tiempo. Ya han matado a la única persona en quien confiaba, pero sabe algo que sigue suponiendo una amenaza. La quieren muerta, y pronto.

Cuando su antiguo jefe le ofrece una salida, comprende que será su única oportunidad de borrar la enorme diana que lleva dibujada en la espalda. Pero eso implica aceptar un último encargo. Y, para su horror, la información que consigue vuelve aún más peligrosa la situación.

Decidida a afrontar el desafío cara a cara, empieza a prepararse para la peor pelea de su vida, mientras se da cuenta de que se está enamorando de un hombre que solo puede complicar sus posibilidades de supervivencia. Ahora que sus opciones menguan a marchas forzadas, deberá aplicar su especial talento de formas en las que nunca antes habría soñado.

En esta novela intensa y arrolladora Meyer ha creado a una irresistible heroína con unas habilidades muy especiales. Y demuestra una vez más por qué es una de las escritoras que más vende del mundo


OPINIÓN:

Esta nueva novela de Stephenie Meyer comienza con muchas promesas que no logran del todo ser cumplidas.

Cuando comienzas la lectura, esperas una novela que te atrape desde el principio, y lo que te encuentras es una protagonista demasiado obsesiva y poco creíble.

Es de agradecer el hecho de que se dé más importancia a la inteligencia que al físico de la protagonista, pese a que a lo largo de la historia se dejan entrever comentarios machistas por parte de uno de los personajes principales, y aparezca esa mujer "perfecta" a la que todas podríamos envidiar, y que tiene más éxito en cuanto a nivel de vida que nuestra inteligente protagonista.

No entiendo mucho de química y de sus reacciones, por lo que no puedo aclarar que la novela esté bien documentada, aunque da la sensación de que todo lo que se explica es química básica, y no medicina o farmacología real. ¿Realmente reacciona el cuerpo tal y como la autora expone ante los componentes químicos que emplea la protagonista?

Por suerte, la historia mejora en cuanto a intriga y velocidad conforme avanza, y que los personajes muestran una clara evolución a lo largo de la historia en cuanto a relaciones y personalidad se refiere.

Si bien se trata de una novela de intriga, la historia de amor se desarrolla con rapidez y va tomando una gran importancia. Aquí, sí que quiero destacar que Meyer no ha dejado de lado la trama principal, y que estos toques románticos permiten al lector descansar de tanta planificación de los protagonistas.

Lo que menos me ha gustado de esta obra es la lentitud en algunos puntos, especialmente en el inicio, ya que se centran demasiado en la huida de Alex (la protagonista) y sus cientos de cambios de nombre. Hay bastantes pasajes que se podrían haber obviado.

Realmente tenía ganas de leer esta novela, y sin embargo, me he sentido decepcionada. Pero no dejo de recomendarla a un público joven, ya que sin duda sirve para desconectar y pasar el rato.


Aquí os dejo los enlaces para comprar la novela:





No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por leerme!
Si has llegado hasta aquí no te marches sin dejar un comentario.