Páginas

lunes, 23 de abril de 2018

RESEÑA: Grita, Geala. Niño Rojo - Alexandra Osbourne

SINOPSIS:


Niño Rojo es la continuación de Hielo Negro, primer libro de la saga Grita, Geala.


Un mundo que agoniza, una aventura incesante, un enigmático poder y una oscuridad oculta tras la despiadada verdad.


Angie es la única capaz de oír el ruego de Geala, la tierra del ser humano y la tierra que está muriendo, pero otras preguntas ocupan su mente:


¿Por qué los Soliel como ella son capaces de dominar la Energía, la magia compuesta por todo lo que nos rodea?


¿De dónde emerge la electricidad que iluminará su ya consumido mundo?


¿Quiénes son las Quimeras y qué crímenes atroces se esconden tras sus sombras?


¿Merece la humanidad una segunda oportunidad?


En esta segunda parte de Grita, Geala, Angie luchará por defender lo que más ama y liberarse de sus dudas, pero no viajará sola. Origen, Ciel y compañía, junto a nuevas amistades, estarán siempre a su lado para recordarle que no hay energía más fuerte que el poderoso amor.


OPINIÓN:

Esta segunda parte de la trilogía de Grita, Geala, ha supuesto una lectura muy especial para mí. Llevaba tiempo queriendo verlo llegar, tras haber disfrutado de la lectura de la primera parte, Hielo negro.

Con Niño Rojo, se puede apreciar una clara evolución tanto en la redacción de su autora, Alexandra Osbourne, como en la trama de la historia y sus personajes.

Nos encontramos con una novela en la que hay una crítica social en la que queda claro el egoísmo de algunos, y hasta qué punto puede llegar una persona para lograr sus metas, sin pensar en quién se lleva por delante.
Y tendremos esa pregunta eterna: ¿Merece la humanidad una segunda oportunidad?

Las drogas, la política, los experimentos poco éticos, la manipulación, la superación, el amor, la amistad y la familia son los temas principales que vamos a ver en esta bonita e interesante novela, que llevará al lector a querer conocer el desenlace final, que veremos en la tercera y última entrega de Grita, Geala.

En esta ocasión, hablaré de los personajes antes que de la trama, dado que ya les conocemos de la novela anterior, y éstos sufren una evolución con respecto a la anterior parte.

Angie es, sin duda alguna, la que sufre un cambio más claro. Nuestra carismática protagonista se sentirá perdida, sentirá miedo, y creerá que abandonar es la solución. Sin embargo, también vemos una faceta testaruda e impulsiva que la llevará a cometer errores, a exponerse demasiado, y a poner en peligro a aquellos que la quieren y solo tratan de protegerse. Pero, como de los errores se aprende, y todos los cometemos, Angie acabará por darse cuenta de su fuerza, valor y de todo lo que puede lograr si se deja ayudar y no se rinde.

Ciel y Takoda obtendrán en esta novela un mayor y merecido protagonismo, ya que en la obra anterior comenzaron a mostrar su valía e importancia en la historia. Las personalidades de ambos complementan el carácter de Angie, y dan magia a la historia. Logran aportar valores y fuerza, y crear tramas capaces de mostrar la importancia de la inclusión y el respeto entre personas de distinto sexo, raza, religión y orientación sexual. Todos estos temas, tan importantes aún en la sociedad actual, pues es un tema de lucha que cada vez están siendo más respetados y valorados.

Dharani y Zángano se nos presentan como nuevos personajes secundarios, muy necesarios en la historia, y capaces de compenetrarse y entenderse. Enriquecen la historia y aportan una trama fresca que logra rebajar la tensión que se mantiene a lo largo de toda la trama.

Pero también hallamos personajes nuevos, capaces de transmitir sentimientos al lector, y resultan imprescindibles para mostrar las injusticias que se cometen en Geala y que, aunque no lo queramos ver, son un reflejo de lo que ocurre en esta sociedad. Y de estos personajes, el que más me ha gustado ha sido el de Siu. Una mujer valiente y generosa, que se dedica a cuidar de aquellos niños huérfanos y perdidos. Es como una educadora y madre, que ayuda de manera altruista a todos aquellos que llegan hasta ella. Una joven capaz de devolver la felicidad y la esperanza, inteligente y cariñosa, se presenta como una gran consejera. Pero también muestra un carácter fuerte y exigente. Un personaje muy completo, del que me habría gustado saber más.

Por último, no quiero olvidarme de los que, para mi gusto, son los más entrañables y graciosos: Anatema y Origen. Dos animales que acompañan a Angie y que dan gracia a la historia. Intuitivos y necesarios, me parecen un toque muy original para la novela. Gracias, Alexandra, por darles vida.

Y ahora sí, me atrevo a comentar la trama con la que continúa esta obra que, debo reconocer, me tiene conquistada.

Tal y como he mencionado antes, encontramos una importante crítica social, en la que se juega con personas inocentes, para beneficiar a aquellos privilegiados que quieren enriquecerse y vivir con todos los lujos que puedan lograr.

Como ya sabemos por la novela anterior, Geala se encuentra en un estado crítico, en el que la vida es complicada, el cielo no se aprecia debido a las nubes grises que todo lo cubren, y que el cambio climático es terrible, en esta distopía que Alexandra Osbourne nos presenta. Y, a pesar de todo, muchos hombres se muestran ciegos ante la evidencia, aprovechándose de la debilidad y el sufrimiento de una mayoría en decadencia.

Encontrar un pequeño paraíso en este entorno, la necesidad de protegerlo y el comenzar a conocer los secretos de Geala, que trata de darles una segunda oportunidad que no parecen merecer, revitalecen esta historia que no deja de sorprendernos, pues es más compleja de lo que pueda parecer, si le damos la oportunidad de leer entre líneas y descubrimos los dobles sentidos que hay en ella.

¿Te animas a seguir luchando contra las quimeras descubriendo los secretos que se ocultan en la capital? Pues no dudes en darle una oportunidad a esta trilogía.

Pero este libro no solo contiene la historia, sino unas preciosas ilustraciones hechas por la autora, que embellecen aún más la obra. Aquí he querido compartir con vosotros las dos que más me han gustado: Siu y Anatema.
















Aquí os dejo enlaces de compra para los que le deis una oportunidad al libro:



6 comentarios:

  1. ¡Hola! Hacía mucho que no me pasaba por aquí. Tengo pendiente la primera parte de esta serie y tu entrada me ha dado ganas de leerla. A ver si me animo y le hago un hueco pronto.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Maite. Es un placer verte por aquí de nuevo.
      Me alegra ver que te animas a leer las novelas de Alexandra. Si finalmente lo haces, me encantará conocer tu opinión y leer la reseña que hagas. No dudes en compartirla por aquí, para que podamos verla.
      Un beso enorme ❤

      Eliminar
  2. ME suena este libro, pero con otra portada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este es el segundo de la trilogía. Seguro que el que dices es el de Hielo Negro, que es el primero 😉

      Eliminar
  3. Yo ya he leído este segundo libro, Niño Rojo, y comparto totalmente tu opinión, a mi también me ha gustado muchísimo, incluso más q el primero! Un saludo y felicitaciones por tu reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Valen. Yo también creo que este segundo libro es mucho mejor que el primero. Se ve una clara evolución en Alexandra.
      Me alegra que a ti también te haya gustado.
      Un beso enorme 😘

      Eliminar

¡Muchas gracias por leerme!
Si has llegado hasta aquí no te marches sin dejar un comentario.