Páginas

jueves, 26 de julio de 2018

RESEÑA: O'Quinn (13 milímetros parte 2) - Beatriz G. López

SINOPSIS:


Diferentes indicios han llevado al narcotraficante Annibal Scorpio y a los suyos a localizar al presunto autor de las famosas muertes. La sanguinaria venganza llevada a cabo no fue suficiente, y Scorpio pide explicaciones al grupo criminal al que pertenecía el asesino. El líder, O’Quinn, no duda en negar su implicación y buscar una vía de escape.
En la organización de Scorpio creían haber borrado del mapa cualquier rastro dejado por el célebre número trece, pero nada más lejos de la realidad: se dan cuenta de que sus problemas no han hecho más que comenzar. Quien se encuentra detrás de los ataques no es el único que acecha al traficante. La policía le sigue muy de cerca, esperando un paso en falso para poder avanzar en la investigación y, de paso, cazar a Annibal.
Amenazas, tiroteos, muerte. Y la certeza de que la confianza es un lujo que no se puede permitir.

“El proyecto ya estaba iniciado en la sombra desde hacía meses, ahora era el turno de convertirlo en plan maestro.”


OPINIÓN:

Segunda parte de esta intrigante historia que comenzó con Scorpio. Si te gustan las historias de suspense, asesinatos y narcotráfico, sigue leyendo, pues es probable que esta historia te atrape.

Ha habido varias ocasiones en las que he tenido la sensación de encontrarme en una versión muy mejorada de la mítica serie Sin tetas no hay paraíso, con unos personajes más desarrollados e inteligentes que los que vimos en la historia protagonizada por Cata y el Duque.

Si en Scorpio nos quedábamos con la intriga de saber lo que ocurriría una vez Annibal y sus hombres fuesen a visitar al viejo O'Quinn, esta segunda parte, que lleva como título su nombre, vamos a encontrar una dura guerra de bandas y egos en una lucha por demostrar el poder que posee cada uno.

Nuevos engaños e intrigas aparecen relatados en esta historia en la que apreciamos una clara evolución de la autora, cuyos libros van mejorando en calidad narrativa y descriptiva, a la vez que en complejidad de trama y personajes.

Resulta curioso el modo en que logra crear tantos personajes en esta historia, sin llevar al lector a la confusión cuando éstos aparecen en escena.

La manera de llevar la historia crea una delgada línea entre los "buenos" y los "malos", ya que nos posicionamos del bando de Annibal Scorpio, siendo éste un narcotraficante de renombre, enfrentado a la policía.

Me he encontrado dividida entre el amor y el odio hacia el protagonista, que se muestra demasiado soberbio y arrogante. Sin embargo, su parte humana, especialmente cuando se encuentra con Angela (la mujer que le atrae especialmente y de la que tal vez se esté enamorando), le acercan más al lector, haciendo que quererle y desear su libertad sea más sencillo.

Por otro lado, contar con Roger Rickman en el lado de la policía no ayuda. Esa prepotencia que rivaliza con la del narcotraficante y esas ansias de demostrar su poder y superioridad moral, hacen cuestionables su integridad y su inteligencia. ¿Cómo acabará la lucha entre ambos hombres? ¿Acabará Wolfgang Sawyer (jefe de Rickman) por sancionar a su hombre? Parece que la actiud de ambos no ayuda a avanzar con la investigación contra Annibal Scorpio ni los asesinatos hacia la banda de éste.

De los personajes masculinos que protagonizan esta novela, el que más me gusta es Rafael, el Lobo. Es la mano derecha de Annibal y su mejor amigo. La inteligencia y paciencia de este hombre le convierten en alguien casi imprescindible para Scorpio y para la historia en general. No se muestra tan agresivo como sus compañeros, si bien es implacable y muestra también su lado más oscuro.

En cuanto a los personajes femeninos, destaco a Angela y Catherine Jones (detective en la unidad del crimen organizado y compañera de Rickman) por sus personalidades fuertes y arrolladoras, por defender sus ideales y por la evolución que las vemos sufrir a lo largo de esta historia. 
En contra, estaría Deborah, una mujer que no quiere admitir que Scorpio no la ama, y que se humilla en incontables ocasiones, llegando a resultar muy pesada y a dar vergüenza ajena al lector, debido a su actitud. Sin embargo, considero que el personaje es necesario, debido a que realmente hay mujeres que se comportan así y, tal vez ver esa actitud en otra, les haga reaccionar y darse cuenta de que merecen algo mejor que una vida de dolor y humillaciones constantes.

El final de esta novela nos deja nuevamente con ganas de más, y desear que llegue al fin la tercera entrega de esta pentalogía que cada vez atrapa a más lectores. ¿Os vais a animar a leerla?


Aquí os dejo el enlace de la novela, por si os habéis quedado con ganas de más:


4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Sí. Toda la historia que ha creado alrededor de Annibal es una maravilla, la verdad.

      Eliminar
  2. ¡Muchas gracias por la reseña!

    Me alegro muchísimo de que te haya gustado tanto y de que lo hayas plasmado en esta reseña minuciosa. La buena noticia es que la tercera parte de la saga ya está corregida, así que es cuestión de pocos meses que vea la luz.

    Me parto con la "vergüenza ajena" que da Deborah y la idiotez de Rickman. Totalmente cierto. ¡En el fondo, escribir con ellos resulta ser entretenido!

    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  3. Hay ganas ya de ver la tercera parte publicada, la verdad. Contando los días, me hallo 😂

    Sí tiene pinta de ser interesante escribir sobre personajes así, soltando toda la rabia contra ellos, aunque habrá días que te cueste más.

    Gracias por comentar y leer la reseña 💚

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por leerme!
Si has llegado hasta aquí, no te marches sin dejar un comentario.