Páginas

domingo, 21 de marzo de 2021

RESEÑA: La hora de las gaviotas - Ibon Martín

 

SINOPSIS:

Nadie como Ibon Martín para sumergirnos en uno de los enclaves más sobrecogedores de la costa vasca.

El odio es el enemigo más peligroso.

Las gaviotas sobrevuelan inquietas la ciudad marinera de Hondarribia, que se ha vestido con sus mejores galas para celebrar un día especial. Sus graznidos compiten con los alegres sonidos que inundan las calles, donde los vecinos se preparan para disfrutar de la fiesta ajenos a la terrible amenaza que se cierne sobre ellos.

En mitad del desfile se desata el horror. Una puñalada salvaje y certera riega con sangre el frío suelo de piedra. Una mujer ha muerto asesinada. Y no será la última. La suboficial Ane Cestero y su unidad especial tendrán que dar caza a un asesino feroz e implacable, capaz de ocultarse a la vista de todo un pueblo.

La hora de las gaviotas es un thriller sinuoso, magnético e impecable que nos enfrenta al peor de los enemigos: el odio visceral que late escondido en todos nosotros.

Reseña:
«Ibon Martín parece ser el sólido heredero natural de alguien como Henning Mankell [...] Un escritorazo como la copa de un pino. Hay en él la sabiduría que proviene de observar el paisaje, para introducirlo en el alma del texto. Y es de los que dejan la sensación de que naturaleza y mito están vivos, alerta y a punto de saltarnos encima. Un descubrimiento...»
Xurxo Fernández, El Correo Gallego



OPINIÓN:

Ibon Martín nos trae la continuación de La danza de los tulipanes, de una manera totalmente independiente y sin necesidad de leer la novela anterior para comprender La hora de las gaviotas, aunque sí es recomendable leerla si se quiere ver la evolución de los personajes.

En esta historia, el autor nos presenta de nuevo al equipo de la UHI, pero esta vez sin Madrazo. Izaguirre, que ocupará el puesto de Markel, deja patente que lo que a él le interesa es el reconocimiento y llevarse el mérito por un trabajo que no hace. La imagen pública es su religión y, para saber todo lo que ocurre en la unidad liderada por Cestero, meterá a Iñaki, un pelota y trepa que no dudará a la hora de traicionar a sus compañeros para llevarse la aprobación del jefe.

El equipo de la UHI, por tanto, estará liderado por Ane Cestero, una mujer fuerte y cabezota, decidida a descubrir la verdad cueste lo que cueste. Conocer su pasado y ver la relación que tiene con su madre nos hará poder empatizar más con ella y comprender sus decisiones.
Y, bajo el mando de Cestero, están Aitor y Julia, dos policías comprometidos con su trabajo y que ayudarán a Ane a calmar sus ánimos y temperamento, aportando a la historia frescura y el verdadero valor del compañerismo, el trabajo en equipo y la amistad.
Por último, está Iñaki. Un personaje que sobra en el equipo y que resulta molesto cada vez que aparece, pero necesario para la historia, ya que muestra ese punto de traición que a veces se da en el trabajo.

Con unos personajes tan complejos y bien elaborados, la historia se ve dotada de realismo, si bien es cierto que nos encontramos ante un relato de ficción.

La trama, que en un principio puede parecer simple y sin profundidad, se va viendo cada vez más compleja y enrevesada, con un desenlace creíble y que sorprende al lector. Cada cabo suelto se va resolviendo, dando un final redondo y cerrado a una historia que atrapa y que denuncia el machismo más exacerbado, la trata de blancas y la ambición más extrema.

Me ha gustado la forma en la que se narra la historia, las conversaciones cotidianas y despreocupadas entre algunos personajes y los secretos que ocultan otros.
Cuando en una historia de misterio cualquier persona puede ser la culpable y nadie es lo que parece, considero que el autor ha conseguido hacer un trabajo perfecto. Y La hora de las gaviotas consigue precisamente confundir al lector y llevarle a vivir toda una aventura.

Destaco de la novela no solo el hecho de haber podido desconectar y pasar grandes momentos durante su lectura, sino el hecho de que me ha hecho pensar, elucubrar y tratar de descubrir lo que pasaba, además de todas las emociones y sensaciones que he podido sentir, tales como decepción, enfado, ira, frustración... Pero también momentos de risa, ternura, empatía y, sobre todo, cariño hacia algunos personajes.

He disfrutado enormemente de la lectura de esta obra, y estoy convencida de que seguiré leyendo futuras obras de este autor.



¿Quieres leer La hora de las gaviotas? Pues aquí tienes algunos enlaces:





6 comentarios:

  1. ¡Hola! Me alegra ver que ha sido una novela de la que has disfrutado. Personalmente no es una lectura que me llame especialmente la atención, por lo que en esta ocasión prefiero dejarla pasar.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  2. Tengo muchas ganas de leerla, pero antes debo hacerlo con "La danza de los tulipanes" que, aunque bien dices que no es necesario hacerlo, entiendo que merece la pena.

    Me ha encantado tu reseña, porque me ha hecho plantearme que tengo que ponerme con Ibon sí o sí, al que ya conozco de otras novelas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Es la segunda reseña que leo de este libro para la yincana criminal y veo que os ha gustado bastante. Aún no me he acercado a la obra de Ibon, y sé que me gustará seguro, pero por unas cosas y otras es algo que he ido relegando. Como dice Ana, trataría de leer primero el anterior, así que la cosa se va complicando.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Pues no me he estrenado aún con este autor. Tengo aún el anterior libro pendiente así que a ver si me animo pronto, que me has dejado con ganas de ponerme con éste.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Hola, yo tengo en casa el primer libro de la serie anterior y creo que empezaré por este, aunque esta otra serie la tengo apuntada también. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Me ha gustado mucho al igual que la anterior, es un autor a tener en cuenta

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por leerme!
Si has llegado hasta aquí, no te marches sin dejar un comentario.